Espiral de Cooperación Galáctica, activando




Teniéndose las Manos Ahora

Embajadoras y Embajadores
de la CULTURA GALÁCTICA
Los Invitamos a JUNTAR LAS MANOS
con la finalidad de encender fluidamente la Unidad de todos los Seres.
Tejer con todas las Almas en Igualdad es nuestra Herencia Divina.

YO SOY UN PUENTE ARCO IRIS
DE ESPIRALES ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA.

ESPIRAL DE COOPERACIÓN

Receta

Se puede formar con 2 o 13 personas, un círculo y comenzamos la activación con la mano derecha, que comienza a moverse como un pequeño pez que nada hacia el centro. Los índices deben estar a la misma distancia. Esto es muy importante cuando se trabaja con niños y niñas. Luego los dedos se deben curvar y el pulgar reposa en la mando de vuestra izquierda. Cuando todas las manos están en posición y el centro de la Espiral es bien visible, nos miramos los unos con los otros compartiendo.
El Código de Honor Maya:
¡IN LAK'ECH!
YO SOY TU
Enseguida dirigimos la Energía de la Espiral hacia abajo al Corazón Cristal de la Tierra. Luego con la mano izquierda, repetimos la misma acción, esta vez dirigiendo la Energía de la Espiral hacia arriba, hacia el Centro de la Galaxia.
Ahora Nosotros somos el Puente Arco Iris que une los Mundos de arriba y abajo.

Viviendo en acuerdo con el Código de Honor Maya, "IN LAK'ECH", que es la sabiduría del YO SOY TU.
Debemos ser conscientes que nuestras intenciones influencian TODO.
Nosotros somos la UNIDAD que tanto hemos esperado.
¡ SOMOS UNO !

PARA TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LA TIERRA
TEJIDO POR EL CONSEJO DE ABUELAS GALÁCTICAS.

Conviértase en Embajadoras y Embajadores
de la ESPIRAL DE COOPERACIÓN
Reúna todas las manos de donde se encuentre.
Visualice nuestros videos en youtube.com
buscar por el canal de: oleconnection

Rueda de la Medicina




El círculo, geometría del espacio, nos es heredado desde tiempos inmemoriales por las dedicadas observaciones que los pueblos originarios han dejado plasmados en todo el planeta, prueba de ello es el Arte Rupestre.
Desde el infinito una serie de círculos que se convierten en espirales , toman vida y se materializan como centros o puntos de sanación. A través del círculo, rueda o mandala un viaje se nos propone hacia el interior de nosotros mismos, una puerta de entrada hacia la dimensión que nos conectará con nuestro ser interior, con el ESPÍRITU.
Los Mandalas o ruedas forman parte de esta sabiduría esencial y los encontramos en diferentes partes del mundo como prueba consciente que han sido utilizados a grandes escalas ya sea Stonehenge, los Ushnu Inkas (organización espacial solar y radial, centro de ceremonias) Karahundij en Armenia, Rogem Hiri en el Golan y tantos otros.

Todos estos monumentos circulares que encontramos en la naturaleza hechos de grandes rocas o megalitos, nos susurran que una de sus funciones eran 'sincronarios' del espacio cósmico, quiere decir, que servían de observatorios astronómicos, los cuales sincronizaban en la tierra y sus seres con los ciclos a venir.
A mi parecer esta sabiduría esencial se nos presenta a diferentes escalas, es decir, que una creación tiene diferentes lecturas en un mismo tiempo, por lo tanto estas creaciones son multidimensionales.

*La Rueda de la Medicina*
Este Mandala de Sanación es una de las expresiones maravillosas que encontramos de este círculo
fundamental de vida, puesto que es un medio por el cual se nos propone el encuentro con nosotros mismos, re conectarnos a través de este viaje multidimensional a nuestra sabiduría interior que parte desde la Luz y
el Amor Infinito. (Foto: Pro
yecto instalación 2005 'Un ritual de sanación para La Tierra')
Esta Rueda Medicinal tiene como principio la organización espacial de la geometría del mandala, tanto dentro de sí se pueden inscribir una serie de conocimientos como al exterior. Este es el primer principio de organización de los seres humanos, cuando orientamos nuestras primeras viviendas en el sentido de los ejes norte-sur y este-oeste dándole así cabida a esta conexión con el trascendente Kosmos y la energía de la Tierra, un lenguaje que nos hará partícipes de los latidos energéticos y las sabidurías shamánicas o mágicas de sanación.
La Rueda de la Medicina como tal, la encontramos a modo de saber ancestral, en los pueblos originarios de la Isla de la Tortuga , posteriormente llamados pueblos amerindios. La denominación de «medicine wheel » viene posteriormente a principios del siglo XX.
Las estructuras que se emplean son absolutamente SOLARES, quiere decir que hecha de piedra, de ella se desprenden, tal cual los rayos del sol desde su centro. Así podemos deducir su circularidad en permanente movimiento que manifiesta bien la energía en todo su espectro: los ciclos de vida y muerte, las transiciones que debemos pasar en la vida, un viaje iniciático hacia el centro conectados al Gran ser Solar, fuente de vida y gran catalizador de los códigos para que esta vida se desarrolle en todas sus posibilidades.
Así es como con estas sencillas rocas que forman estos Mandala de Sanación son las mismas testigos milenarios de los ciclos universales -recordemos que en sí llevan los primeros 'antecedentes' de la formación del Universo-. Al igual que nuestro Gran ser Solar guarda en sí los mismos elementos-códigos de los cuales todos los seres del planeta están formados, las estructuras fundamentales, sin las cuales no habría sido posible la vida. Por lo tanto nuestro Sol es un gran ser que está vivo, al igual que la Tierra y todos los cuerpos celestes. Su perfecta armonía y sincronía entre ellos les hace ser grandes propulsores de energía/información que nos ayudarían en parte al despertar de nuestra consciencia.
De ah
í se nos presenta esta urgencia como seres conscientes de re conectarnos a esta Armonía Universal, procurar una sanación planetaria, auscultando libremente las pulsaciones de nuestra Tierra actual, y sincronizarnos a los ciclos cósmicos como partes de ellos desde una plataforma más coherente, equilibrada y más humana.
Como en toda celebración, la Rueda de la Medicina, es una posibilidad más de conectar nuestro ser con la Naturaleza y el Kosmos. Se desprenden aquí las cosmovisiones de estos milenarios pueblos sabios, que nos han legado como instrumentos de práctica una forma de equilibrio, que se basa en el silencio y los ritmos cíclicos representados por la música, o sonidos fundamentales de un tambor o canto.
El/La shamán se servía de esta Rueda Medicinal para conectar los principios de equilibrio y armonía del universo de donde estamos inscritos, siendo parte de El. Por esa razón sanará una persona, atraerá la lluvia en períodos de sequía, llamará a la armonía de su comunidad, por lo tanto la Rueda de Medicina es una forma de conocimiento de terapias antiquísimas, ya que es la mediadora entre nuestra dimensión y las otras que nos son invisibles, es una puerta dimensional y nos invita a ser partícipes de este encuentro.
¿Cómo hacer nuestra propia rueda de la medicina?
1.Ubicar un lugar en la naturaleza que te sea agradable, donde puedas sentir tranquilidad y bienestar, bendecir el lugar donde te encuentres y buscar por los alrededores piedras de un tamaño similar.
2. Crear un centro con las piedras, un túmulo circular, o varios círculos concéntricos los cuales te van a servir para construir los ejes (horizontal-vertical o radial).
3. Puedes usar tu creatividad y crear un sol, los ejes norte sur, este oeste, es decir usa tu intuición para crear tu Rueda de Medicina según lo que te inspire.
4. Una vez finalizado el ritual de 'construcción', puedes aportar diferentes instrumentos que te conecten al portal energético o vortex que se creará a partir de esta rueda, así mismo tu puedes ponerte en el centro y sentir esta energía, también como desde el exterior puedes meditar, invocar los buenas seres, una oración o simpl emente un canto pueden ayudar a armonizarte.
El solo hecho ya de construir este pasaje mágico, te ayudará sin duda, de acuerdo a la intención que le pongas a conectarte desde ti mismo a esta naturaleza terrestre y celeste.
A la manera de nuestros antecesores los puntos de referencia de esta Rueda Medicinal se asocian a los puntos cardinales, los cuales para diferentes culturas tienen diferentes significados, generalmente cada punto se asocia a un color, a una estación a un estado del ser y los ciclos del universo.
A modo indicativo, te señalo algunas secuencias que pueden aportarte una visión mas completa de tu propia Rueda Medicinal, cada uno de los puntos cardinales se asocia a un espíritu:

El ESTE :
  • Representa el renacimiento o el nacimiento de un ser, tus primeros años de vida en la tierra. Color Amarillo.
El SUR:
  • Está asociado al crecimiento de tu ser, pasando de niño a adolescente también simboliza el desarrollo de la percepción del mundo, y el desarrollo de tus capacidades. Color Rojo y los anaranjados.
El OESTE:
  • Simboliza ya el paso de la adolescencia a la adultez, esta transición se hace con el conocimiento de la introspección.
    Color Negro o Azul profundo.
El NORTE :
  • Simboliza la madurez del ser, la edad adulta el pensamiento trascendental y la transición y fin del ciclo. Color Blanco.

Dibujo tomado de este site web:
http://www.thecanadianencyclopedia.com/index.cfm?PgNm=TCE&Params=F1ARTF0005206
El centro de la Rueda de la Medicina simboliza la Madre Tierra y el Gran Círculo periférico, simboliza el Gran Espíritu Creador.

Como este espacio es sagrado, tus cantos u or aciones deben purificar lo que te rodea, así mismo puedes hacer un llamado de nuestros hermanos animales, a los Espíritus de la Naturaleza, a los Espíritus de Luz y conectarte a través de ellos a la multidimensionalidad de tu ser.
Si por alguna razón no fuera posible realizar un Mandala de Sanación en un espacio libre, puedes crearlo en tu propio espacio con pequeñas piedras a modo de un jardín zen, te servirá para meditar y relajarte, recuerda que lo mas importante es la Intención con que uno se conecta con el Universo desde lo mas pequeño a lo mas grande.
Podemos tener nuestra propia oración sabiendo que trabajar el espacio con intención mueve toda la energía de tu entorno y repercute en el planeta y finalmente en el Kosmos.

El círculo es infinito y nos regala esta posibilidad de encontrar un puente que nos eleve la mirada, percepción e intuición hacia el Amor y la Luz proveyéndonos del equilibrio, paz y armonía.
Quisiera compartir con uds. las sabias palabras de Hopy Roy Littlesun:

IN LAK'ECH - M i t a k u y e O y a s i n !

Abraza un ARBOL




"Cuando caminamos entre los árboles en un parque o un bosque, podemos llegar a sentir la energía que desprenden. Los celtas creían que cada árbol poseía un espíritu sabio y que sus rostros podían verse en la corteza de sus troncos y sus voces escucharse en el sonido de las hojas moviéndose con el viento.

Los árboles nos ayudan a establecer contacto con el poder de la naturaleza, nos dan herramientas para sanarnos, relajarnos, fortalecernos, cargarnos de energía vital y son portadores de los mensajes de la madre Tierra.

No olvidemos que todo ser vivo es energía, y al igual que nosotros, los árboles tienen la suya propia, muchas veces entramos en sintonía y sentimos como fluye expresando nuestra sensación de bienestar, tranquilidad, serenidad, etc.

La energía que emanan los árboles, al igual que la nuestra, es invisible al ojo físico, es lo que llamamos el aura, muy perceptible sensitivamente.


Desde la antigüedad ya se sabe que cada árbol alberga un espíritu que le confiere una fuerza determinada, una energía que le da un poder genuino y exclusivo, según a la clase que pertenezca.

En ocasiones podemos buscar la fuerza del árbol para mitigar el dolor de una enfermedad, para superar las preocupaciones o simplemente para conseguir alcanzar nuestro propio equilibrio. Este intercambio energético no afecta negativamente al árbol, ya que este las transmite a la Madre Tierra y esta las transmuta completamente.


Buddha se iluminó bajo una higuera. Jesús estuvo en el monte de los olivos. A los cátaros les gustaban las acacias. Los Druidas preferían la fuerza masculina del roble para usar su sabiduría. Los jóvenes enamorados buscaban el tilo para confiar sus intimidades amorosas porque representaba el vigor de Venus.

CUALIDADES ENERGÉTICAS DE ALGUNOS DE NUESTROS ÁRBOLES:

La Encina y el alcornoque
La encina y el alcornoque son primos hermanos de la misma especie, son los árboles de la potencia, su aspecto firme y algo áspero nos muestran un carácter firme y seguro.

Son árboles robustos, fuertes y protectores con grandes cualidades energéticas. Buenos amigos a los que acudir cuando se está en baja forma física o en situaciones de bajo estado de ánimo, ansiedad o inseguridad ya que su energía nos ayuda a transformarlos en actitudes más positivas y seguras.

Por ello te proponemos que te acerque a un buen ejemplar, lo abarques con tus brazos, te fundas con él y luego te relajes sentado a sus pies y dejes fluir su fuerza.

El olivo
La energía del olivo es altamente beneficiosa. Al acercarse a un buen ejemplar notarás una sensación de paz y serenidad. El olivo es sabio, viejo y amigable y brinda al que se le acerca un apoyo incondicional.

Al sentarnos y recostarnos en su tronco su contenido energético ira traspasándose lentamente a su cuerpo, este incide en 6 de los centros vitales más importantes que posee el ser humano, estos centros son los principales reguladores y alimentadores de toda nuestra estructura energética, pero donde posiblemente notará más su efecto es en el 4º de ellos, situado a la altura del pecho, sintiendo la necesidad de respirar profundamente y proporcionándole una sensación de bienestar.

El olivo alimenta los circuitos mentales, permitiendo que estos se equilibren y recuperen un ritmo natural. "

. ♥ . Gabriel

. ♥ .  Gabriel

ENERGIA AZUL PROTECTOR

Una gota + otra gota hacen un Gran OCEANO de posibilidades . Un Mago está amaneciendo desde el Arco Iris en la Aurora "No es el Mundo que se Transforma sino Tú" ...Magos de la Tierra...